1

Un cambio para Fondecyt

Andrés Anabalón

Profesor Asociado Universidad Adolfo Ibáñez Doctor en Física Alexander von Humboldt fellow

cargando votos....
Foto de perfil Antonia Larraín

Antonia Larraín

Académica Universidad Alberto Hurtado. Miembro Grupo de Estudio de Educación FONDECYT

cargando votos....

Carta de Andrés Anabalón

14 junio 2016

“Estoy de acuerdo que hay que aumentar los recursos asignados a CONICYT en general y a FONDECYT en particular. Sin embargo, la presente crisis de financiamiento es una oportunidad que revela las falencias del proceso de asignación de recursos y nos da la posibilidad de cambiarlo. Me parece poco racional defender un sistema con evidentes deficiencias de transparencia y efectividad. La falta de transparencia queda reflejada en la opinión de la Sra. Larraín, donde se intenta transparentar, a través de una carta en un diario y luego de más de 30 años, un proceso que debiese ser de conocimiento público.”

Antonia:

En ciencias da lo mismo lo que uno piense. Incluso da lo mismo lo que la mayoría piense. Lo relevante son los hechos. Mi intención no es emitir un juicio sobre lo indicado en la carta “Grupos de Estudio y Evaluación de Proyectos: Lo Urgente del Financiamiento”. Me interesa aquí aclarar las falsedades expuestas en la misiva antes mencionada. Entendiéndose por falsedad no algo negativo sino por el uso dado en la lógica formal, esto es lo no verdadero. Para esto usaré como referencia las bases de FONDECYT, que a pesar de no ser lógicamente autoconsistentes, deben ser consideradas como verdaderas, pues definen las palabras usadas por la Sra. Larraín (http://www.conicyt.cl/fondecyt/files/2015/04/BASES-FONDECYT-REGULAR-2016.pdf).
En el segundo párrafo indica que “los proyectos FONDECYT Iniciación y Regular NO son evaluados por los grupos de estudio”. Esto es falso. En las bases del FONDECYT regular 2016 punto 4.1, página 15 se indica que “Cada proyecto será evaluado por el Grupo de Estudio respectivo, y de estimarlo necesario, incorporando al menos un(a) investigador(a) invitado(a), quienes conformarán el panel de evaluación.” Luego, es falso lo que indica la Sra. Larraín. Lo verdadero es que hay dos opciones de evaluación.
En el quinto párrafo indica que “Es entendible, entonces, que miembros de grupos de estudio y consejos superiores se adjudiquen fondos en los años que realizan estas tareas. Estas tareas las realizan académicos que son investigadores Fondecyt activos y que, justamente por su experiencia y trayectoria, son llamados a realizarlas.” Si consideramos que la experiencia y trayectoria de los científicos está correlacionada positivamente con el impacto de su investigación, esto es falso. El ranking de todos los investigadores en Chile, de todas las áreas, que tienen un perfil público se puede encontrar en http://www.webometrics.info/es/node/92 . En este se puede verificar que la mayoría de los miembros de los grupos de estudio no están bien posicionados o simplemente no aparecen, esto puede ser debido a dos motivos 1) De los 3100 investigadores activos chilenos con perfiles públicos, solo 882 cuentan con el mínimo impacto para aparecer en el ranking, 2) Existen excepciones aisladas de destacados investigadores que pertenecen a los grupos de estudio y no tienen un perfil on-line. Los consejos superiores en efecto están conformados por científicos que han producido conocimiento de alto impacto. Sin embargo, hay miembros de los grupos de estudio que entran dentro del punto 1 mencionado anteriormente, de donde se concluye que la afirmación es falsa.

En el sexto párrafo indica que “Ningún proyecto que no sea muy bueno se adjudica financiamiento, independiente de quién sea el autor.” Esto es falso. Los proyectos muy buenos dentro de FONDECYT corresponden a proyectos evaluados con nota mayor a 4 (Ver página 17 de las bases). Existen proyectos de FONDECYT regular e iniciación financiados con notas menores a 4, como puede verificar cualquier persona a través de transparencia activa en CONICYT.

Una reflexión. Estoy de acuerdo que hay que aumentar los recursos asignados a CONICYT en general y a FONDECYT en particular. Sin embargo, la presente crisis de financiamiento es una oportunidad que revela las falencias del proceso de asignación de recursos y nos da la posibilidad de cambiarlo. Me parece poco racional defender un sistema con evidentes deficiencias de transparencia y efectividad. La falta de transparencia queda reflejada en la opinión de la Sra. Larraín, donde se intenta transparentar, a través de una carta en un diario y luego de más de 30 años, un proceso que debiese ser de conocimiento público.

La poca eficiencia del proceso queda reflejada en los enormes reembolsos que recibe CONICYT todos los años (Invito a los investigadores a llamar por teléfono a CONICYT e informarse de la cifra exacta reembolsada solo este año), debido a gastos que no pudieron ejecutarse dentro de proyectos FONDECYT. Este dinero se reintegra a las arcas fiscales siendo en efecto una medida de la pérdida neta de recursos de CONICYT debido a la mala asignación de estos.
Los escasos recursos con que cuenta CONICYT deben ser tratados con el máximo cuidado. Se debe recordar que además de ser necesario aumentar la calidad y el número de los proyectos financiados, es imperante mejorar la situación laboral de la planta administrativa de CONICYT. Buena parte del personal de CONCIYT se encuentra en situación laboral a contrata, lo que conlleva la rotación de personal altamente capacitado afectando la administración de la institución.

Una recomendación. A pesar de no participar en los grupos de estudio de FONDECYT, cada año recibo proyectos de la comunidad europea para su evaluación. Hay un cierto consenso en la comunidad científica local que indica que el sistema de FONDECYT de asignar notas en escala de 1 a 5, por evaluadores externos, con distintos criterios, para luego promediarlas, no tiene sentido. Se compara lo incomparable. Lo que hacen tanto los evaluadores externos como los paneles europeos es dar una evaluación conceptual. En escala de A, B, C, D. Eso sí es comparable.

Finalmente, el reporte que recibe el postulante lo redacta el panel, basándose en la evaluación externa. Esto evita que el investigador reciba comentarios descabellados e irrelevantes y evita también la ridiculez de que un proyecto sea financiado o no, por diferencias de milésimas de punto de notas promediadas de evaluadores externos con criterios dispares.

6 Comentarios

  1. Por ultimo, el Sr. Anabalon habla del “impacto de la Investigación” de los investigadores, para medir esto y que es reconocido por la comunidad científica activa están los indicadores Cienciométrico (ver link que le envié) en este link existen varios, no solo los relacionados con citajes. Creo que estos pueden reflejar de mejor manera el impacto de la investigación, que aquellos que miden la “visibilidad” a través Google Scholar Citations

  2. Envio
    Link http://www.conicyt.cl/informacioncientifica/files/2014/09/Indicadores-Cienciom%C3%A9tricos-2014.pdf.
    Ver pagina 20.
    Efectivamente ISI v/S SCopus son parecidas pero no iguales. ISI es mas exigente con su base, monitorea cada dos años su base, pudiendo sacar revistas, por ejemplo tengan un nivel de autocitaje excesivo. En general las revistas ISI son Scopus pero al revés NO. El estudio que realizo Scimago lo hizo con la Data de Scopus, y para los cálculos de los Cuartiles “homologaron” la formula que usa ISI. Ya que el Factor de Impacto es de propiedad de Thomson Reuters.

    1. Muchas gracias. No me queda claro sí de dónde proviene la cifra de 40% de Chile ¿ a qué fuentes de producción y registro está Ud. aludiendo? ¿me puede especificar este detalle correspondiente al agregado Chile?, muy cordialmente, Manuel

  3. Señor Díaz, por favor, me puede enviar fuente de datos de los % que expone (75% originada en FONDECYT v/s 40% del pais)

    Si Ud. cita a publicaciones ex ISI (desde hace algunos años es WoS) y luego señala SCImago ¿de cuál en definitiva está hablando?, pues se trata de dos bases distintas, parecidas pero iguales.

    Respecto de Webometrics: no es que este sea más o menos exigente. Se trata de recursos de medición distintos. Para una visión más general de la visibilidad de los investigadores/as, que es lo que el sr. Anabalón persigue, es mucho más conveniente webometrics pues no sólo toma en cuenta G.citation, sino también un conjunto variado de fuentes

    Muchas gracias

  4. Aclaración al Sr. Anabalon

    1.- El Concurso Regular es evaluados por pares externos el año 2015 el numero de evaluadores que revisaron proyectos Fondecyt fue de aprox. 4.000.

    2.- El sitio http://www.webometrics.info/es/node/92. toma como parámetro, para el ranking, el citaje en el Google Scholar Citations. Solicitaría tomar otro parámetro mas exigente, como por ejemplo, Publicaciones en Q1 (publicaciones ISI en revistas ubicadas en el primer cuartil de la disciplina). Mas del 75% las publicaciones originadas en Fondecyt están en Q1, A diferencia de las originadas en Chile solo el 40% están sobre Q1 (fuente Scimago 2014).

    3.- Todos los proyectos aprobados el 2015 tiene notas > 4.

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.