1

Tocopilla: ¿Zona de sacrificio?

Foto de perfil Enrique Novoa González

Enrique Novoa González

Trabajador Social

cargando votos....
Foto de perfil Valentín Volta V

Valentín Volta V

Intendente de Antofagasta

cargando votos....

Carta de Enrique Novoa González

20 mayo 2016

“Si contemplamos la realidad tocopillana de los últimos años, veremos que las estadísticas oficiales revelan altos índices de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Ya lo mencionó el Servicio de Salud de Antofagasta en el año 2011: entre los años 2003 y 2008, la tasa de mortalidad de la comuna se disparó, llegando a ser la mayor de la región y una de las más altas del país.”

Honorable Intendente de la Región de Antofagasta

Valentín Volta Valencia:

La ciudad de Tocopilla se encuentra localizada en la costa de Atacama. Ciudad distante a 185 Km al norte de la capital regional, Antofagasta; y a 244 Km al sur de Iquique.

Sus habitantes, que no superan los 25 mil, colindan con una estrecha planicie costera rodeada por la plataforma de la Cordillera de la Costa. En este estrecho territorio hallamos una terminal de ferrocarril salitrero, un puerto mecanizado de embarque de salitre y dos plantas termoeléctricas que alimentan a todo el complejo minero cuprífero y a la red interconectada del norte grande.

La economía de Tocopilla se ha desarrollado principalmente en el sector minero y pesquero, actividades que no han tenido perspectivas de crecimiento, ni han fomentado la creación de nuevas empresas en la ciudad. Es decir, el empleo se basó y se basa en procesos extractivos. La empresa Corpesca cerró en el año 2012, dejando aproximadamente 200 trabajadores cesantes entre directos e indirectos por diversos factores, tales como la baja en las cuotas de pesca, lo que disminuyó la rentabilidad con la consiguiente depredación de la cadena alimenticia, eliminando o disminuyendo de manera extrema especies como la anchoveta y el jurel, situación que afecta actualmente a los pescadores artesanales. Hoy opera en la comuna de Mejillones.

Por su parte, las grandes industrias generaron en Tocopilla una elevada contaminación tanto costera, en la biota marina, y también poluciones en el sector urbano. Por ejemplo, la Compañía Minera de Tocopilla (CMT), empresa que vertía al mar todos sus relaves mineros.

No obstante, han sido las termoeléctricas las que han sacrificado al puerto minero.

Este sacrificio ambiental ha constituido un oscuro cuadro estético. Obviamente no es una ciudad amigable para los tocopillanos y afuerinos. La postal de la entrada sur, son las enormes chimeneas humeantes de las termoeléctricas. Su erradicación es compleja, ya que se esgrimen diversas razones, todas estas avaladas por cierto, por los que detentan el poder político y económico a nivel regional, provincial y local.

Hace 20 años, Tocopilla presentaba la tasa de mortalidad más alta por enfermedad cardiovascular y respiratoria, y la segunda más alta en tumores malignos. Las mayores tasas de Tocopilla eran y son las enfermedades respiratorias en las edades extremas de la vida (< 5 años; > 65 años). Entre las enfermedades respiratorias, figuraban la neumonía y la obstrucción pulmonar crónica.

Si contemplamos la realidad tocopillana de los últimos años, veremos que las estadísticas oficiales revelan altos índices de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Ya lo mencionó el Servicio de Salud de Antofagasta en el año 2011: entre los años 2003 y 2008, la tasa de mortalidad de la comuna se disparó, para llegar a ser la mayor de la región y una de las más altas del país.

Las termoeléctricas se defienden indicando que no existen estudios científicos que aseveren que ellos son los culpables de la muerte, exponiendo a través de elaboradas y millonarias campañas comunicacionales, una profunda ingenuidad.

Sin duda que el año 2010 marcó un pináculo en la mortalidad general y en la mortalidad infantil, en este último caso, se duplica a la media regional y nacional.

*Territorio Tasa de Natalidad Tasa de Mortalidad General Tasa de Mortalidad Infantil
Comuna de Tocopilla 21,60 7,90 19,20
Región de Antofagasta 17,40 4,80  8,70
País 14,70 5,70  7,40

*Tasas de natalidad, mortalidad general e infantil año 2010. Fuente: Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS), Ministerio de Salud*.

Los enfermos de cáncer y una gran cantidad de dializados que viven en Tocopilla, tienen que viajar a Antofagasta (distante a 200 Km.) para largas sesiones de evaluación y tratamiento, porque el hospital hasta el día de hoy no cuenta con especialistas.

El jueves 4 de octubre de 2007, finalmente fue publicado en el Diario Oficial de la República, el esperado decreto que oficializaba a Tocopilla como una zona saturada de contaminación con el propósito de iniciar un plan de descongestión ambiental y así poder disminuir las emanaciones de las termoeléctricas responsables del 94.8% del material particulado emitido en Tocopilla.

El Core aprobó un estudio de evaluación de impacto ambiental (2015), para diversas comunas de la región de Antofagasta, el que a la fecha aún no empieza. Claramente el aluvión del año pasado arrastró cenizas al mar y al suelo de Tocopilla, desde el sector Punta Paraguas, zona de acopio de las dos termoeléctricas de la comuna. La diputada Marcela Hernando, gestionó un estudio en dicho año, que arrojó como resultado una elevada presencia de metales pesados: plomo, arsénico, cobre, entre otros.

¿Qué nos queda por hacer? Ante todos estos antecedentes, de la configuración de una zona de sacrificio, vemos el sometimiento de una comunidad que paga los costos para configurar otras zonas, las zonas de beneficios. Las que obviamente, están muy lejos de Tocopilla.

¿Qué esperamos? Imploramos a un Estado que, a través de sus representantes regionales y provinciales, no se convierta en espectador de este siniestro panorama ambiental y ecológico. Del mismo modo, esperamos que no sean cómplices de estos procesos a través de la omisión de acciones que vayan en beneficio de la ciudad.

Pasemos a la acción… señor Intendente y ciudadanos. No es suficiente “en la medida de lo posible”

Se lo dice, con mucho respeto, un tocopillano que fue afectado por décadas, sufriendo la pérdida irreparable de madre, padre y abuelos maternos, debido a la más terrible y dolorosa de las enfermedades: cáncer.

 

Enrique Novoa González

0 Comentarios

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.