1

Sr. Diputado, Chile no defiende los Derechos Humanos

Foto de perfil Kurt Scheel

Kurt Scheel

Estudiante Derecho UDP

cargando votos....
Foto de perfil José Antonio Kast

José Antonio Kast

Diputado Distrito Nº 14

cargando votos....

Carta de Kurt Scheel

04 febrero 2018

Santiago, 4 de febrero de 2017

Sr. José Antonio Kast Rist.
Diputado Distrito Nº14.

Sr. Diputado:

Esta es una invitación a disputar espacios, aquello que sostuvo (hace ya un tiempo) en uno de sus discursos era la afronta que su bloque e ideario político debía sostener, el camino a seguir: “a partir de mañana lunes le vamos a disputar todos los espacios, cada foro, cada columna, rebatiremos cada idea”. Como ciudadano republicano, espero su respuesta.

En lo particular, no creo que al día de hoy el problema de nuestra política continúe siendo cuestión de posicionamiento en el espectro, sino de ideas, eficiencia, trabajo y consecuencia por nuestra gente, lo que denota un retroceso en el crecimiento político de nuestro país y un pánico generalizado en la población por cualquier figura política, sin importar dónde se ubique. Lo anterior importa porque no vengo (aún) en disputar su ideología, sino su método.

He visto muchas de sus apariciones en televisión, columnas y entrevistas, he escuchado lo que dice y leído varias de sus letras. Su habilidad política me preocupa: realmente es hábil. Pero, ¿por qué eso sería un problema?

Chile es un país falto de educación cívica. Los chilenos no conocemos nuestros derechos, ignoramos nuestros deberes y a medida que más se complejiza el lenguaje de un debate, menos le entiende el chileno promedio. Es por ello que es profundamente peligrosa la forma en que usted se refiere a los Derechos Humanos en la prensa.

En un programa de televisión, al ser consultado por la materia y el pasado de Chile, usted señala que cuando habla de salud y economía, también habla de Derechos Humanos, que cuando se defienden estas áreas, también se defienden los Derechos Humanos. Y es cierto. Pero señor diputado, eso no significa que los Derechos Humanos sean una balanza de perdón divino, ni un escudo de protección de cualquier acto. He ahí la peligrosa cuestión. No podemos sostener que en Chile se han defendido los Derechos Humanos cuando no los hemos protegido a cabalidad en ningún momento de nuestra historia. Es precisamente por esta razón que en la sociedad de hoy se enarbolan tantas banderas en la lucha por la protección de los DD. HH.

Para ejemplificar el riesgo, si una persona es coartada en su derecho fundamental a la libertad de expresión, eso no le otorga el permiso automático de violar un derecho fundamental de otra persona. Y es que un gobierno podría perfectamente trabajar por la salud y economía de un país mientras viola el derecho a elecciones democráticas auténticas periódicas (derecho humano consagrado en el art. 21.3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, art. 25.b del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Protoc. 1 (art. 3) del Consejo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, Art. XX de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, etc.) y no parece deseable que pudiéramos decir de un gobierno tal que respeta los derechos y deberes del hombre.

El abanico de cuestiones que se pueden describir con la palabra “derechos” es increíblemente amplia. Luego, al referirnos a “Derechos Humanos”, la situación no cambia demasiado, sino que se agrava el tono del debate porque la terminología de los Derechos Humanos es una que la gente reconoce y respeta como razón de lucha pues entiende que ellos son algo que se les debe como seres sociales en una democracia por el mero hecho de pertenecer a ella, aún sin saber por qué o incluso sin lograr describir efectivamente lo que es un sistema democrático. Es por esto que debemos ser sumamente cuidadosos al describirlos o mencionarlos de forma pública.

Su argumento para sostener esta tesis sobre los DD. HH en Chile parece ser, entonces, como tener un terreno de campo dividido en cuatro partes, donde 3/4 partes de ese terreno están completamente áridas y sólo 1/4 parte no lo está, para luego decir que la tierra “se ha trabajado bien en este campo”.

Entonces, son dos las preguntas que ruego usted me responda: ¿Qué entiende por Derechos Humanos? y ¿cómo justifica su afirmación de que los Derechos Humanos se han defendido en Chile y que no son un todo-nada en su aplicación (o sea, o los respetamos a todos o derechamente, no los estamos respetando), como ya nos han descrito grandes teóricos del Derecho?

Esperando su respuesta y agradeciendo su tiempo,

Kurt Scheel Soto.

0 Comentarios

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.