1

Plantas de Revisión Técnica saturadas

Foto de perfil Roberto Ossandón

Roberto Ossandón

Presidente, Instituto Libertad

cargando votos....
Foto de perfil Andrés Gómez-Lobo

Andrés Gómez-Lobo

Ministro de Transporte y Telecomunicaciones

cargando votos....

Carta de Roberto Ossandón

11 junio 2015

Señor ministro Gómez-Lobo:

Es un hecho que las Plantas de Revisión Técnica (PRT) están saturadas y cada año la situación se torna peor. Actualmente, los automovilistas deben esperar en largas colas hasta más de seis horas para ser atendidos, lo cual se hace más dramático en el mes de marzo, a pocas semanas de que expire el plazo para renovar el permiso de circulación.

Frente a ello, la suma de medidas que se han venido implementando en las plantas a petición del Ministerio de Transportes —como atención preferente a quienes asisten en el mes correspondiente, extensión de horarios y reserva de horas de atención, entre otras— pareciera no estar dando solución real a la actual sobredemanda.

Los antecedentes públicos en la materia son, a lo menos, preocupantes. El crecimiento del parque automotriz ha sido de un 8% anual durante los últimos años, lo que significa que 109 PRT deben resolver la demanda de 4,5 millones de automóviles al año. En promedio, una planta tiene capacidad para 40 mil vehículos, a lo que hay que sumar las segundas revisiones por rechazo, que alcanzan el 28% de estas.

Quisiera invitar al señor ministro que se pronuncie sobre las medidas concretas que están adoptando en el Ministerio de Transportes para dar solución a esta problemática. ¿Las nuevas licitaciones vienen a reemplazar a las que ya vencieron su plazo o a incrementar el número de plantas acorde al incremento de la demanda? ¿Existen estudios técnicos por parte del Ministerio de Transportes para determinar el número de plantas adicionales y los lugares donde se necesitan?

Sin otro particular, lo saluda atentamente,

2

Carta de Andrés Gómez-Lobo

15 junio 2015

Señor Ossandón:

En relación a la carta enviada por Ud. a la sección e-pistolas, de El Mostrador, quiero recordar que, a fines del año 2013, se iniciaron los procesos de licitación pública para otorgar concesiones para operar establecimientos que practiquen revisiones técnicas de vehículos en las distintas regiones del país.

Como resultado de estos procesos se espera aumentar de 106 plantas revisoras a 145 en todo el país, lo que implica contar con 368 líneas livianas y 109 pesadas versus las 263 y 94 existentes respectivamente, en la actualidad.

En el caso particular de la región Metropolitana, se adjudicaron 9 concesiones, resultando 4 de ellas desiertas, las que se encuentran en proceso de licitación. Con ello, sólo en Santiago se aumentará la oferta de los servicios, pasando de las actuales 16 plantas clase B a 29, lo que se traduce en una aumento de 80 a 123 líneas de inspección.

De esta forma, se espera que a fines del año 2016 se encuentren operando las nuevas plantas a lo largo del país, mientras que en la región Metropolitana la operación de éstas se iniciará en forma gradual a partir de este mes.

Junto con el aumento del número de plantas y, por consiguiente, un mayor número de líneas de inspección, las nuevas concesiones consideran líneas preferenciales para los vehículos que acuden de acuerdo al calendario o con reserva de horas, siendo obligatorio implementar un sistema de reserva de horas vía internet y de manera telefónica, materia que no es aplicable a las actuales plantas revisoras como señala en su carta. Las nuevas instalaciones estarán obligadas a atender los días sábados, en jornada completa.

Sin perjuicio de lo anterior, se debe tener presente que la alta congestión existente hoy en las plantas revisoras en Santiago es producto también de la etapa de transición entre las actuales concesiones y las nuevas, ya que existen 2 plantas cerradas y 4 operando con menos líneas de inspección.

Por otra parte, el nuevo marco contractual permite nuevas licitaciones durante el período de concesión y la posibilidad de que la autoridad exija aumentos de capacidad, materia que hasta hoy no era posible de aplicar.

Por último, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones determina el número de plantas y su ubicación a nivel regional, a partir de la demanda que deben atender estos establecimientos. Para ello, se analiza el parque vehicular dado por los permisos de circulación (a partir de los datos del INE); el crecimiento del parque vehicular (a partir de datos estadísticos de dicho instituto); el historial de revisiones técnicas efectuadas en cada región (en particular las tasas de aprobación y rechazo de las mismas); el número de Plantas de Revisión Técnica existentes, sus características y distribución dentro del territorio y el rendimiento de las líneas de revisión.

También se consideran los años de concesión y las particulares condiciones que puedan afectar a una determinada región, provincia o comuna, tales como niveles de aislamiento de determinadas localidades, áreas de influencia, estado de los caminos, entre otros.

Con todo, podemos afirmar que el actual proceso de renovación de las Plantas de Revisión Técnica en el país responde a los cambios registrados en los últimos años en el parque automotriz y en las demandas específicas registradas en estas instalaciones, por lo que esperamos que, paulatinamente, los usuarios de este sistema puedan percibir los cambios incorporados, que van en directo beneficio de las propias personas.

Atentamente,

3

Carta de Roberto Ossandón

08 julio 2015

Señor ministro Andrés Gómez-Lobo:

Ante su respuesta a mi carta del 11 de junio, me permito señalarle que los hechos demuestran que la problemática y el colapso de las Plantas de Revisión Técnica están siendo cada vez peores. Incluso, las autoridades han anunciado una nueva medida parche, la cual permite extender la vigencia de los certificados que caduquen entre julio y noviembre. Frente a este perjudicial panorama para más de 4,5 millones de conductores, surgen ciertas dudas sobre las regulaciones que se están aplicando por parte del Ministerio de Transporte.

Actualmente, sumado a la escasa oferta de plantas revisoras —58 mil revisiones por planta al año— más del 50% de los automóviles no realizan el trámite cuando les corresponde (de acuerdo al estudio de la UDP: “Análisis de la industria de Plantas de Revisión Técnica en Chile”), lo que queda en evidencia al constatar las enormes filas en los meses previos a la expiración del plazo para renovar el permiso de circulación, específicamente en marzo, donde todos quienes realizan el trámite son mayoritariamente infractores, debido a que en dicho mes no hay dígito de revisión.

¿Y por qué sucede lo anterior? Son dos los motivos principales: la escasa fiscalización y las bajas sanciones debido al incumplimiento. Recordemos que no existen multas por sacar la revisión técnica en plazos fuera de lo establecido y las multas por revisión vencida, en el infrecuente caso de ser fiscalizados, ascienden a 1 UTM aproximadamente, vale decir, 43 mil pesos.

Se desprende, entonces, que el nuevo plan de gobierno que incrementa en 39 el número total de plantas para fines del próximo año, si bien contribuye a disminuir marginalmente la congestión, aún no es suficiente y la demanda, específicamente en ciertos meses, seguirá superando con creces a la oferta de los servicios.

Frente a esta problemática y como al parecer las autoridades aún no comprenden la magnitud del problema, me gustaría aportar algunas ideas propias, que van más allá de solo aumentar el número de plantas revisoras, a saber:

1. Transparentar el proceso de adjudicación de las licitaciones, dado el gran número de denuncias por irregularidades en la selección y los posibles retrasos en el proceso, pues como usted bien dice, de las nueve concesiones licitadas, cuatro de ellas resultaron desiertas.

2. Al mismo tiempo, crear los incentivos correctos para que el flujo de demanda se mantenga constante durante los doce meses del año, estableciendo, por ejemplo, multas en caso de incumplimiento.

3. Desarrollar estudios con argumentos sólidos que demuestren la necesidad de sacar la revisión anualmente y no, por ejemplo, cada cierto período de tiempo dependiendo de la antigüedad del vehículo. Resulta interesante extraer las políticas exitosas en otras naciones. En varios estados de EE.UU., Canadá, Australia, Brasil, Holanda, España, Escocia, Japón, Suecia, entre otros, no existen las Plantas de Revisión Técnica y son los mismos talleres mecánicos los que realizan el trámite de forma expedita.

4. Contar que una planta definida de fiscalizadores acorde con los requerimientos, ya que difícilmente se tendrá éxito si no hay instituciones que avalen un comportamiento acorde a la ley, tanto de conductores como de las propias plantas revisoras.

Atentamente,

1 Comentario

  1. Señor Ministro, no le creo nada. Como es habitual, cree que Santiago es Chile. Es cosa de ver que en Copiapó la Planta de Revisión clase A se instaló en una calle con el ancho para que los camiones mineros y buses hagan todo lo posible para bloquear el tránsito del sector. Simplemente por que desde Santiago se dio la orden de aprobar esa instalación, a pesar de la oposición local.

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.