1

Para que el 2011 no sea en vano

Foto de perfil Carlos Astudillo

Carlos Astudillo

Presidente Federación de Estudiantes del ex Pedagógico [UMCE], Consejero Nacional de Unión Patriótica [UPA]

cargando votos....
Foto de perfil Camila Vallejo

Camila Vallejo

Diputada, Partido Comunista

cargando votos....

Carta de Carlos Astudillo

22 agosto 2016

“¿Qué pasó con esta unidad del movimiento social? ¿Ahora el horizonte no es el mismo? Me da la impresión que sí, pero que la cooptación realizada por la Nueva Mayoría de muchas fuerzas -principalmente el PC- desarticuló el movimiento por el fortalecimiento de la educación pública, y los demás partidos de la coalición no creen verdaderamente en cambios estructurales. A opinión de muchas organizaciones del mundo social de la educación, los actuales proyectos de ley –en especial el de educación superior- no constituyente una reforma como tal, son meros ajustes, que en muchos casos vienen a consolidar el actual sistema privatizador en la educación superior.”

Estimada Camila:

El movimiento estudiantil – luego social por la educación- del 2011 marcó un antes y un después en la política país, generando un desplazamiento en el sentido común con respecto a la concepción de la educación como un derecho social, el rechazo al lucro como forma de mercantilización, entre otros. Por ende, los elementos que configuraron ese escenario merecen particular atención y estudio si queremos lograr remecer nuevamente las conciencias de millones de compatriotas en torno a lo público en educación como horizonte de disputa.

Uno de los elementos clave fue que existían consignas claras, que, acompañadas de propuestas y de un relato en torno a la importancia que tiene la educación pública para Chile; sin duda el aspecto fundamental fue la unidad de todas las fuerzas de cambio para empujar el movimiento social que, en ese momento con una correlación de fuerzas más adversa en el parlamento y el gobierno se lograba arrinconar a los defensores del lucro en la educación.

La unidad, cohesión y despliegue de las fuerzas progresistas permitió disputar hegemonía a los sectores conservadores, pero hoy, en que se juega el destino de una reforma a la educación superior, la coalición de gobierno que en su momento enarboló las banderas de la educación pública hoy las abandona, es más, las desnaturaliza adoptando las posiciones del neoliberalismo más recalcitrante, defendiendo la educación privada, el negocio con la educación y la lógica de universidades-empresa.

Pero particularmente mi interrogante va hacia quienes fueron parte de ese potente movimiento social, y que hoy están cooptados –y sin muchos problemas- por el aparato gubernamental neoliberal administrado por la Nueva Mayoría.

¿Qué pasó con esta unidad del movimiento social? ¿Ahora el horizonte no es el mismo? Me da la impresión que sí, pero que la cooptación realizada por la Nueva Mayoría de muchas fuerzas -principalmente el PC- desarticuló el movimiento por el fortalecimiento de la educación pública, y los demás partidos de la coalición no creen verdaderamente en cambios estructurales. A opinión de muchas organizaciones del mundo social de la educación, los actuales proyectos de ley –en especial el de educación superior- no constituyente una reforma como tal, son meros ajustes, que en muchos casos vienen a consolidar el actual sistema privatizador en la educación superior.

Para que el 2011 no haya sido en vano, que es por lo que cientos de miles de estudiantes luchamos –entre ellos tú- es que debemos presionar y disputar con el gobierno (y claramente con la derecha) para conseguir una verdadera reforma a la educación superior, que sea la base para un nuevo sistema de educación pública, democrático, orientado a las necesidades de la sociedad y no del mercado o negocios privados.

2 Comentarios

  1. La cooptación del PC podemos verla en la vuelta de carnero que se dio para aprobar el reajuste del salario mínimo en $26.000 y que se materializaría en 2 AÑOS, viendo a Tellier en la cena organizada por el Council of The Americas, ni que decir del patrimonio de este partido del pueblo que asciende a la suma de $3.625 millones. Que vivan los revolucionarios

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.