1

¿Matrimonio igualitario en Chile?

Foto de perfil Benjamín Sáenz L

Benjamín Sáenz L

Vicepresidente Juventud Renovación Nacional, @benjaminsaenzl @JuventudRN

cargando votos....
Foto de perfil Julio Moncada

Julio Moncada

Presidente Juventud Evópoli, @JMoncada93 @juventudevopoli

cargando votos....

Carta de Benjamín Sáenz L

27 enero 2017

Estimado Julio:

En relación a tu carta enviada a este medio criticando a quienes formamos parte de Chile Vamos y nos oponemos a la idea de legislar sobre el matrimonio homosexual, dices que nuestros argumentos y nuestra forma de hacer política están fundados en concepciones religiosas, y que tenemos una confusión entre el concepto de democracia y religión. Por otro lado, desacreditas nuestras ideas por ser de “otra época y contexto”.

Ante tales aseveraciones, legítima resulta una réplica.

En relación a lo primero, al parecer, no estás lo suficientemente interiorizado en la discusión sobre matrimonio homosexual. Al menos, así lo dejas entrever cuando remites nuestros argumentos a una mera concepción religiosa. ¡Qué curioso! Quienes nos oponemos al matrimonio homosexual, somos quienes menos hablamos de religión a la hora del debate, mientras aquellos que lo aprueban, suelen usar la fe de quien tiene al frente, como excusa para buscar la mentira y la desinformación. Por otra parte, ¿no se ha dado cuenta que parte de la legislación y acción estatal más represiva hacia los homosexuales ha sido precisamente en países militantes del ateísmo, como China o la URSS?

Luego, en lo concerniente a señalar que nuestras ideas son de otra época –como un as bajo la manga de quienes prefieren evadir la discusión-, es necesario recordar que desde el inicio de la vida en sociedad, existen elementos de carácter permanente, en virtud de la necesidad que representan para la subsistencia de la comunidad. Uno de estos, es el matrimonio. Por lo mismo, la antigüedad de una institución que ha permitido el desarrollo de la primerísima y más elemental célula de la sociedad -la familia- , pareciera ser un argumento más favorable a quienes buscamos su permanencia que su cambio; no traten de invertir la carga de la prueba.

Algunos nos inclinamos por ser realistas, y reconocer que la institución del matrimonio no fue construida solo desde el cristianismo: si no que fue concebida como tal en conjunto con una tradición jurídico-cultural, que identifica como rasgo esencial la presencia de un hombre y una mujer.

El llamado es, por lo tanto, a que puedas valorar la diversidad -principal virtud electoral de nuestro conglomerado- respetando a quienes no pensamos como tú, y debatiendo con verdaderas ideas y argumentos; eso es lo que se espera de los futuros líderes del país. Recordemos, además, que hasta el minuto -y tal como se infiere de tu carta-, tu postura es la minoritaria en la coalición de la que eres parte.

Benjamín Sáenz L.
Vicepresidente
Juventud Renovación Nacional

1 Comentario

  1. Pobretones y requleques los argumentos que esgrime el sr. Saéz. No se detiene, por ejemplo, a iluminarnos sobre la relación que existiría según él entre la antigüedad del matrimonio convencional y la novedad del igualitario. Por qué la existencia de éste supone un peligro para la existencia de aquél?

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.