1

Los puntos oscuros del TPP

Foto de perfil Álvaro Ahumada R.

Álvaro Ahumada R.

Alumno de 2° Medio representando a Academia de Debate, Instituto Chacabuco

cargando votos....
Foto de perfil Felipe Lopeandía

Felipe Lopeandía

Abogado. Jefe Equipo Negociador TPP, Dirección General de Relaciones Económicas, Ministerio de Relaciones Exteriores

cargando votos....

Carta de Álvaro Ahumada R.

11 noviembre 2015

Estimado Sr. Lopeandía:

Junto con saludarlo, nos dirigimos respetuosamente a usted con el fin de informarnos y, a la vez, aclarar ciertas inquietudes que se nos han presentado respecto al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP).

Hemos recibido hace algunas semanas la noticia de que nuestro país formará parte de este acuerdo. No obstante, nos surge cierta preocupación debido principalmente a la desinformación que ha existido durante el período de negociaciones y ahora en que, al parecer, nuestro país ya ha sancionado su adhesión.

Entendemos que el TPP establece un nuevo marco arancelario y de libre comercio en doce países de la cuenca del Pacífico, los que representan conjuntamente el 40% del PIB mundial y el 11% de la población del planeta (1), involucrando a las industrias automovilística, textil y farmacéutica y estableciendo ciertas normas laborales y medioambientales.

Pese a su envergadura, cabe destacar que esta información no ha sido expuesta oficialmente a la ciudadanía. Tratándose de un tema que nos involucra a todos es que nos preguntamos: ¿Cuál es el motivo por el cual no se ha informado el contenido y las implicancias del acuerdo? Si es posible, solicitamos junto a su respuesta, una breve explicación oficial sobre los principales puntos del TPP.

Por otra parte, tomando como premisa que en los distintos países participantes del TPP han existido opiniones divergentes y movimientos de rechazo por sus insospechadas consecuencias (2), suspicacias que no excluyen a Estados Unidos (país patrocinador del acuerdo) en donde algunos parlamentarios han asegurado que el TPP no resulta del todo beneficioso (3), frente a esto nos gustaría conocer su apreciación como autoridad ministerial. ¿Hasta qué punto es buena la decisión de adherir a un tratado en el que diversos sectores lo han catalogado como desfavorable? Rogamos a usted clarificarnos cuáles son los beneficios concretos que obtendría nuestro país, y cuáles serían las condiciones y compromisos que deberemos cumplir con la firma de este acuerdo.

Uno de los pocos elementos que se han mencionado al respecto son sus consecuencias políticas, ya que, según las fuentes, Estados Unidos ha buscado este acuerdo con el fin de frenar el poder de China en la región. Sin embargo, sabemos que China representa uno de los pilares en nuestra economía, razón por la cual la pregunta sería: ¿En qué pie quedarán nuestras relaciones diplomáticas y comerciales con China después de la firma del acuerdo?

Para finalizar, nos interesaría conocer acerca del proceso de discusión, votación parlamentaria y firma realizada en nuestro país ya que —como mencionamos anteriormente—, no existe información clara y oficial al respecto. En este mismo marco, quisiéramos también saber si nuestra adhesión es definitiva o aún falta alguna etapa de discusión.

Agradecemos su atención y el tiempo destinado a responder nuestras inquietudes.

Fraternalmente,

 

(1) Información publicada en el sitio www.t13.cl
(2) Información publicada en el sitio www.emol.com
(3) Según el senador Bernie Sanders, “Wall Street y las grandes empresas ganaron otra vez. Es hora de impedir que las grandes multinacionales manipulen el sistema para incrementar sus beneficios a costa nuestra”. Por su parte, el senador republicano Orrin Hatch estimó que los primeros detalles que emergen del acuerdo muestran que es “largamente insuficiente”. Fuente: www.t13.cl

2

Carta de Felipe Lopeandía

12 noviembre 2015

Estimado Álvaro:

En primer lugar, quiero agradecerte por hacernos llegar tan bien planteadas tus inquietudes acerca del Acuerdo Transpacífico, conocido como TPP por sus siglas en inglés.

Te comento que las negociaciones de este acuerdo se iniciaron en 2010. El TPP surgió a partir del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica, conocido como P4, suscrito en 2005 entre Chile, Brunei Darussalam, Nueva Zelanda y Singapur. En 2010, se incorporaron a la negociación Australia, Estados Unidos, Malasia, Perú y Vietnam. Luego, en 2012, se sumaron Canadá y México y, en 2013, Japón.

Tras cinco años de tratativas, el pasado 5 de octubre, los doce países cerraron un acuerdo en la ciudad de Atlanta, Estados Unidos. Éste considera treinta capítulos que abarcan, entre otras, las siguientes áreas: Acceso a Mercados, Reglas de Origen, Obstáculos Técnicos al Comercio, Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, Compras Públicas, Servicios, Inversiones, Comercio Electrónico, Telecomunicaciones, Servicios Financieros, Propiedad Intelectual, Medio Ambiente, Laboral y Cooperación. Adicionalmente, se han incorporado los denominados temas horizontales que incluyen Coherencia Regulatoria, Competitividad, Desarrollo y Pequeñas y Medianas Empresas.

Nos parece importante indicar también que desde el inicio de este gobierno, en marzo de 2014, hemos hecho un esfuerzo genuino por comunicar los detalles de esta negociación. Implementamos el Cuarto Adjunto, instancia en la que los contenidos y avances del proceso fueron transparentados paso a paso. A la fecha, el Cuarto Adjunto ha tenido cincuenta y cinco sesiones, con cerca de cien organizaciones chilenas que representan diferentes intereses. Lo que no hicimos fue entregar los respectivos textos en negociación, debido a una cláusula de confidencialidad establecida por los doce países. Sin embargo, debo comentarte que éstos ya están disponibles para todos en inglés y español en nuestro sitio web.

Nos preguntas por los beneficios del TPP. En líneas generales, te puedo comentar que sus disposiciones abrirán oportunidades para que el comercio de Chile siga creciendo y diversificando su oferta exportadora. Para una economía pequeña y abierta al mundo como la nuestra, el rol que juega un comercio internacional basado en reglas es clave. Por tanto, TPP es la consolidación de una política de suscripción de acuerdos internacionales, iniciada hace ya más de dos décadas.

Si bien Chile ya tiene acuerdos con todos los miembros del TPP, no todos presentan el mismo grado de profundidad. En esa línea, este tratado permitirá terminar con exclusiones que afectan especialmente a nuestro sector agroalimentario. Por ejemplo, al menos 1600 productos de este sector que se encontraban excluidos o en una situación de desventaja dentro de los acuerdos bilaterales, en TPP tendrán algún tipo de preferencia arancelaria, en particular en mercados que para Chile han sido tradicionalmente más complejos, como son los casos de Japón, Malasia, Vietnam y Canadá, entre otros.

En el período 2009-2014, el comercio chileno del sector agropecuario, silvícola y pesquero con los países que integran el TPP tuvo un crecimiento promedio anual de 5,3%. En particular, de los más de 3 mil millones de dólares de exportaciones de fruta fresca al año, un 42% se dirige a esa zona. Entonces, una vez que se ponga en vigencia, esperamos incrementos en estas cifras.

Asimismo, el mismo capítulo de acceso a mercados, contiene disposiciones importantes para el país en materia de acumulación de origen, lo cual permitirá estimular la participación de Chile en las cadenas globales de valor. Incluye, además, medidas orientadas a eliminar subsidios a las exportaciones agrícolas y normas más estrictas en materia de administración de cuotas. Todo esto es muy importante para una economía pequeña y tan dependiente del comercio internacional como es la nuestra.

Por otro lado, es la primera vez que en un tratado de libre comercio (TLC) de esta envergadura se incorpora un capítulo sobre las pymes, lo cual coincide plenamente con uno de los principales objetivos del gobierno de la presidenta Michelle Bachelet en materia de comercio exterior, que es ampliar el número de pequeñas y medianas empresas chilenas exportadoras. Sólo un dato: en Chile hay alrededor de 206 mil empresas de este tipo, pero sólo un 2% son exportadoras.

Nos consultas también, tras el cierre de TPP, por el futuro de nuestra relación con China. Gracias al TLC que tenemos vigente con China, hoy este país asiático es nuestro primer socio comercial, con una relación muy fluida y diversificada que hemos fortalecido fuertemente en los últimos años. Además, con China participamos en APEC, en cuyo marco sus veintiuna economías están actualmente realizando un estudio colectivo para evaluar la factibilidad de un TLC del Asia-Pacífico. Es un eventual acuerdo que se construirá sobre la base de los tratados comerciales que actualmente se negocian o están concluidos en la región, incluyendo al TPP y la Alianza del Pacífico.

Para cerrar tus inquietudes y respecto al cronograma del acuerdo, te podemos informar que tras el proceso de revisión legal de los textos, vendrá la firma del tratado, hito que, según se estima, será durante el primer trimestre de 2016. A partir de esto, los países iniciarán los procesos internos para su aprobación en los respectivos Congresos, para lo cual tendrán dos años de plazo. En la eventualidad de que esto no se cumpla en todos los países, el tratado entraría en vigencia cuando esté aprobado en aquellos que representen un 85% del PIB total de los doce signatarios.

Agradeciendo nuevamente tu interés, te saluda atentamente,

1 Comentario

  1. Pingback: Álvaro Ahumada R.

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.