1

Futura Ley de Glaciares: ¿Qué tanto los protege?

Foto de perfil Patricio Segura

Patricio Segura

Periodista

cargando votos....
Foto de perfil Pablo Badenier

Pablo Badenier

Ministro de Medio Ambiente

cargando votos....

Carta de Patricio Segura

03 agosto 2015

Estimado Pablo:

Durante las últimas semanas he seguido de cerca la discusión del proyecto de protección de glaciares en la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados. Iniciativa que busca, según señalara Michelle Bachelet el 21 de mayo de 2014, “el cuidado de los glaciares… fuente de agua dulce de un valor incalculable”. Ese día comprometió ingresar “un proyecto de ley que proteja los glaciares y su entorno, haciéndolo compatible con las necesidades y aspiraciones nacionales y regionales”.

Está claro que no le fue fácil incorporar esas pocas líneas en su mensaje a la nación. Ya hace una década, en noviembre de 2005 y en plena campaña presidencial, había suscrito con ONGs ambientales el Acuerdo de Chagual, donde “proteger los glaciares y no aprobar su remoción y/o destrucción” fue parte del protocolo. Aunque durante un año las organizaciones trabajaron en la elaboración de una propuesta legal en tal sentido, su gobierno se desentendió olímpicamente. Allanó con ello la intervención de la minería en la zona cordillerana, con los lamentables resultados que el país ya conoce.

Tuvo que entrar en escena un grupo transversal de diputados —la “bancada glaciar”— junto a varias ONGs ambientales y presentar el 20 de mayo de 2014 un nuevo proyecto de ley para que, al día siguiente, la Presidenta hiciera el anuncio que inicia esta carta.

Y así transcurrió todo un año.

El problema surgió cuando, en vez de complementar la buena iniciativa presentada originalmente, recurrió el 31 de marzo de este año a aquella herramienta legislativa propia de un régimen presidencialista rayano en lo monárquico: la indicación sustitutiva. En la práctica, borrar de un plumazo la moción parlamentaria e imponer su propia versión de “preservación y protección”. Obligó así al Parlamento a trabajar sobre su nueva y desmejorada propuesta.

En eso estamos hoy: discutiendo una iniciativa que pasó de la original protección general de los glaciares a una del tipo caso a caso, que es lo que el Ejecutivo propone. Porque su proyecto plantea que por ley queden protegidos sólo los que están en parques nacionales (no en reservas nacionales, no en suelo fiscal, sólo en parques nacionales). Esto que suena bastante positivo, tiene más de simbolismo que de efecto práctico, toda vez que los parques nacionales ya están salvaguardados por ley e incluso por la legislación internacional.

Para el resto, se obliga al Estado a destinar millones de pesos para ir, uno a uno, demostrando que el glaciar es “inocente” y debe ser “rescatado” de su eventual destrucción, a través de su calificación como “reserva estratégica glaciar”. Y los que no tengan tal suerte, por falta de recursos o simple voluntad, quedarán a merced de actividades altamente impactantes, como la minería.

Quizás me dirás que los glaciares sin “fortuna” se someterán al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Pero, lamentablemente, ya sabemos lo que ha ocurrido cuando ha operado este procedimiento. Los propios mineros han reconocido que los “glaciares hoy en día ya se están impactando”.

Si a esto agregamos cómo desde el Ministerio has abogado por restringir la protección del entorno dejando fuera el suelo y el subsuelo, la atmósfera circundante y todo lo que “complique” a las actividades altamente invasivas, el panorama no es promisorio.

Una postura proclive a la intervención de estas importantes fuentes de agua la podría entender del Ministerio de Minería, de Obras Públicas e incluso de Transportes. Pero tú diriges el Ministerio de Medio Ambiente, contraparte gubernamental mandatada por ley para la “protección y conservación de la diversidad biológica y de los recursos naturales renovables e hídricos” y no para viabilizar el camino a la destrucción de los 24.114 glaciares que consigna el inventario de la DGA y que son un seguro de vida para los chilenos de hoy, los de mañana y también de nuestro rico patrimonio ambiental.

Por esto, mi consulta basada en el respeto que tengo por tu trabajo previo es ¿de qué lado hoy estás tú?

2

Carta de Pablo Badenier

04 septiembre 2015

El ministro Badenier respondió que no participará en el presente debate.

0 Comentarios

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.