1

¿Existe un compromiso entre las empresas y la felicidad país?

Foto de perfil Carlos Mancilla Ortiz

Carlos Mancilla Ortiz

Fundador y Gerente de Felicidad. Social Growing e Incoludido, @incoludido

cargando votos....
Foto de perfil Luis Felipe Céspedes

Luis Felipe Céspedes

Presidente del Consejo Corfo y Ministro de Economía. @Corfo

cargando votos....

Carta de Carlos Mancilla Ortiz

28 febrero 2017

Estimado Sr. Luis Felipe Céspedes:

Mi nombre es Carlos Mancilla, gerente de Felicidad y fundador de mi empresa llamada Social Growing.

Trabajé 9 años para multinacionales, con el objetivo de ser un gran ejecutivo y llegar a ser gerente general de una gran empresa, sin embargo en el camino me di cuenta que las grandes empresas no son más que estructuras socio-económicas orientadas a nunca satisfacerse, con una serie de irregularidades internas y externas, y que la forma de vida que llevan los gerentes en estas mismas distan mucho de un estilo de vida que permita ser feliz a una persona.

A pesar de estar trabajando en una de las multinacionales más grandes del planeta, con un sueldo que me colocaba en la parte alta de la pirámide, no podía ser feliz, y a mi alrededor tampoco nadie lo era realmente.

Así que decidí formar una empresa cuyo núcleo sea la felicidad, pues el desarrollo socio-económico no tiene sentido sin la componente más importante en la vida de una persona, que es ser feliz.

Chile no solo está hundido en la más profunda crisis social-ecológica, sino que además está experimentando los niveles más altos de depresión de Latinoamérica y del planeta. Las últimas cifras de la OMS no solo son alarmantes, son decadentes.

El rol de la CORFO en desarrollar la felicidad del país es muy relevante. Una empresa que incluye la felicidad es su horizonte, crece y se desarrolla armónicamente, utilizando la economía al servicio de la felicidad del conjunto. Eso es lo que hacemos en Social Growing, desarrollar y promover el crecimiento de empresas sustentables emocionalmente y económicamente. Nuestra primera marca es “Incoludido”, una marca desarrollada para vender papel higiénico de forma social, y con fines sociales.

Por nuestro trabajo como empresa hemos sido reconocidos, y habíamos sido invitados como exponentes al II Congreso Internacional de la Felicidad Laboral, sin embargo fuimos descartados gracias al llamado telefónico de la multinacional Kimberly-Clark, también exponente del Congreso, y dueña de la marca de papel higiénico “Scott” (puede ver video explicativo al final de la carta).

Es común este tipo de prácticas anti-felicidad en los gerentes de las grandes empresas… por lo mismo hemos hecho público este caso pues es necesaria una reflexión país sobre la forma en que deseamos que se desarrolle la economía, las empresas, y los mercados en Chile. en ese sentido el rol de CORFO es crucial.

¿Están realmente los empresarios y gerentes comprometidos con la felicidad de Chile? Un artículo reciente del The Economist analiza precisamente la infelicidad de los Chilenos con los empresarios.

El objetivo del desarrollo debe ser tener un país cada vez más feliz, y que el desarrollo económico acompañe esa felicidad. Incluir políticas y educación orientadas a la felicidad en las nuevas empresas es clave para el desarrollo armónico de los mercados, eliminando las distorsiones e imperfecciones, pues los mercados son relaciones, y las relaciones sanas promueven la felicidad, la confianza, y un correcto funcionamiento de la economía.

La crítica sin compromiso ni acción es crítica barata, mi intención no es criticar el modelo imperante, sino quedar a disposición para trabajar en forma gratuita con la CORFO y con los nuevos emprendedores para compartir nuestra experiencia y enriquecer el modelo.

He visto cómo la mayoría de los emprendedores parten con un sueño y terminan siendo esclavos de sus propias empresas, es clave alinear los objetivos profundos de vida de cada emprendedor con su emprendimiento, asegurando a su vez la sustentabilidad social y emocional durante el transcurso de vida de la empresa y del empresario.

Un empresario infeliz disemina la semilla de infelicidad a sus gerentes, colaboradores, proveedores y clientes. Las empresas infelices generan mercados infelices, y por consiguiente familias infelices.

Es tiempo de que los empresarios y gerentes comiencen a enfocarse en su propia felicidad para comenzar desde ahí a resolver los problemas de depresión, inequidad, distorsiones de los mercados, la falta de innovación y la destrucción ambiental.

Hoy es posible desarrollar, gestionar y medir la felicidad en las empresas, estamos en el siglo XXI.

Un colaborador feliz es mucho más eficiente y creativo, por consiguiente una economía feliz será más eficiente, sustentable e innovadora.

Si vamos a crear empresas, por favor que sean felices, así que cuenten con mi apoyo incondicional para que así sea.

* Escríbanos  a epistolas@elmostrador.cl 

0 Comentarios

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.