1

¡En garde!

Foto de perfil Nathalie Moreno

Nathalie Moreno

Escritora

cargando votos....
Foto de perfil Cristián Warnken

Cristián Warnken

Profesor de Literatura, conductor de Una Belleza Nueva y El Desierto Florece, Tallerista de Viaje a la Palabra, Director Editorial UV

cargando votos....

Carta de Nathalie Moreno

01 julio 2016

Mi estimadísimo, ¿recordaba la expresión francesa usada en la esgrima para notificar que se está listo para el combate? Espero que sí. Es más, ojalá lo haya asustado. Pero no de verdad, sino que ese susto que da cosquillas, como cuando en el jurásico jugábamos a las escondidas y quien debía buscar a los demás terminaba de contar y decía a todo pulmón “¡Salí!” (Yo, al menos, me moría de nervios…y felicidad).

En fin, cruzo los dedos en que al menos lo haya hecho sonreír escuchar este escuálido –aunque no por eso menos entusiasta- grito proveniente de una inquieta orangutana que, aunque no supera el metro y medio de estatura, es de lo más agrandada y no teme acercarse a usted aunque le llegue al ombligo (literal y metafóricamente ja, ja).

¿Que qué quiero? Nada más que asaltarlo con una pregunta. Desde que lo vi en sus lindos y originales programas de conversación como La Belleza de Pensar o Una Belleza Nueva, o lo escuché en sus clases dictadas en la universidad o en los talleres Viaje a la Palabra hechos en un cafecito discreto de un barrio cualquiera (que al rebote de sus palabras en los muros, hacía que dejara de ser discreto y cualquiera), o lo oí en la radio en ese, nuevamente lindo y original, programa El Desierto Florece o en los ciclos de conversaciones Pensamiento Propio, organizados por usted a lo largo de nuestro largo país, o en las columnas que escribe en el diario, en fin, donde lo pillo, llueva o truene (en el cielo o en los ánimos), usted está ahí. Y por si fuera poco, sonríe. ¿Cómo lo hace?

Sí, ya me pilló. Hice trampa: en esa pregunta, en realidad hay trescientas veinticuatro mil. Aquí las primeras cinco: ¿Cómo hace para sobreponerse al mordisco de un depredador que le roba un nombre? ¿Cómo hace para escuchar de un modo prístino, si ha escuchado tanto y tantas veces? ¿Cómo hace para arbitrar un partido de fútbol de niños de siete años y cruzar con sus enormes zancadas una cancha de fútbol en medio de gritos y risas donde la suya lleva la batuta? ¿Cómo hace para mirar a los ojos cada vez y no cansarse? ¿Cómo hace para contar por enésima vez, con detalle y paciencia, con cautela y ternura, con pasión y picardía, el mismo cuento que hace abrir los ojos inmensos a quien lo escucha por primera vez?

Poseo la inocencia de los niños o de los tontos (elija usted) a la hora de proponer absurdos. Quizás esta invitación desee declinarla. O tal vez no. Lo que elija estará bien. Por mí, no se preocupe. Ya me ha regalado bastante con escucharme, en estos tiempos en que nadie regala nada.

1 Comentario

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.