1

Derechos fundamentales y aborto

Foto de perfil Johnny Olate

Johnny Olate

Estudiante de Derecho (PUC) – M. en Políticas Públicas (PUC) – Gremialista.

cargando votos....
Foto de perfil Camila Ossandón Smith

Camila Ossandón Smith

Coordinadora Interna Secretaría de Género y Sexualidades UC (SEGEX)

cargando votos....

Carta de Johnny Olate

22 agosto 2017

Estimada Camila Ossandón:

Te escribo en tu calidad de vocera de la “Secretaría de Género y Sexualidades” de la universidad a la que ambos pertenecemos, la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El motivo de esta carta es la declaración pública en que se pronunciaron por un “Aborto libre, seguro y gratuito”, declaración que me encuentro en desacuerdo en cada uno de sus puntos. Me propongo refutar y discrepar sobre los principales argumentos que allí se exponen, con el objetivo de exponer el rol altamente ideológico de la “SEGEX”, los graves argumentos en contra de la vida que allí se exponen y la poca representatividad de la Secretaría sobre los estudiantes de la universidad que hoy nos tiene en sus aulas, intentaré optimizar de la mejor manera posible los argumentos y el espacio, pero si queda algo pendiente (que seguramente será así), me haré cargo en próximas respuestas, ojalá podamos tener una grata y sana discusión.

En el primer párrafo de la declaración, se refieren a un Tribunal Constitucional que pretende mantener a las mujeres bajo “subordinación y sospecha”, que posee una lógica “conservadurista, heredada de la dictadura” y que las “subyuga”. En lo fáctico, hay una carencia argumental en afirmaciones que están dotadas de una gravedad extrema y que no se logran sostener por si mismas sin un respaldo o una línea lógica que las avale, sin embargo, creo comprender el fundamento de tales afirmaciones.

El desafío es complejo, siglos de constitucionalismo no son fáciles de explicar en unas cuantas líneas, menos viniendo de parte de una persona que está en formación como yo, pero creo relevante destacar algunas premisas que contribuirán a comprender el rol del Tribunal Constitucional y la Constitución Política de la República. La actual carga magna es fruto de décadas de constitucionalismo y de historia nacional, que dieron un fruto, ese fruto es que hoy casi nadie desconoce que el ser humano tiene derechos que emanan de su propia naturaleza, que son anteriores y superiores a cualquier autoridad y que la labor que posee el aparato coercitivo es de regularlos y promoverlos, pero jamás desconocerlos y atropellarlos, aun así cuando sea un grupo mayoritario el que solicite este atropello.

El error general que se tiende a caer sobre la Constitución y los Derechos humanos allí consagrados, es que se aspira más a derechos que requieren de una capacidad económica de una sociedad o que necesiten de terceros o del Estado para su ejercicio, a su sentido propio y estricto, se entienden por derechos humanos aquellas facultades que para cuyo ejercicio, sólo se requiere que un tercero no se lo impida o coarte de forma ilegal o arbitraria. Aquí es cuando nos encontramos en el punto clave para hacer más simple la discusión, ¿cuál es el derecho rector de todo ser humano, sin el que no podría ejercer ningún otro? Efectivamente Camila, adivinaste, es el derecho a la vida. No podrías ejercer los famosos “derechos sexuales y reproductivos” si te hubiesen coartado la posibilidad de vivir, no podrías ejercer el derecho a la libertad de conciencia y culto religioso, el derecho a reunión o asociación, sin embargo, en el caso que te coarten de alguno de esos derechos, podrías continuar ejerciendo otros, por ejemplo, si no se te permitiese reunirte más con la secretaría de género de forma periódica, podrías seguir teniendo libertad de conciencia, por lo tanto, el único derecho que al ser eliminado te coarta de todos los demás, es el derecho a la vida, en consecuencia, en esa ponderación, siempre prima como principio rector.

Por eso es que el Tribunal Constitucional debiese proteger la vida del que está por nacer, porque está consagrado en el artículo 19 N°1 de nuestra constitución y porque es un derecho fundamental. El Tribunal Constitucional no está siendo un “malvado tribunal patriarcal que busca perpetuar el sometimiento de la mujer”, ni busca limitar “la verdadera autonomía de sus cuerpos”, lo que debiese hacer el tribunal, es proteger los derechos fundamentales de un tercero, ese tercero, es el que está por nacer.

Nuestra universidad tiene una postura clara al respecto que no corresponde a un voluntarismo contingente de rectoría, de nuestros docentes o de los administrativos, es una tradición histórica del respeto a la naturaleza del ser humano y de los derechos fundamentales, que viene desde el momento de su fundación. Esos principios, Camila, tanto tú como la organización que representas los firmaron el día que se matricularon, espero que exista más respeto por las personas que realizamos esa firma con total conciencia que nuestra educación vendría desde aquella perspectiva.

Sin más, quedo atento,

Johnny Olate

5 Comentarios

  1. Estos fachos misogenos y machistas, que se llenan la boca con la vida de ALGO QUE ESTA POR NACER, y que es mas importante que la vida de la una mujer en riesgo de muerte o que ha sido vejada producto de una violación (que es nuestra legislación tiene una ridícula sanción), siempre serán una manga de hipocritas y doble estandar. Lo unico que les interesa es que la mujer solo sirva para heredar el apellido PATERNO, fabricar soldados rasos, obreros ignorantes y niños del sename. En Chile tenemos que entender que la vida debe tener calidad, traer vida al mundo no vale la pena cuando esta va a ser deplorable, y en la mayoría de los casos donde la mujer debería abortar, es porque es necesario.

  2. No me manejo bien con el tema legal, que veo que es tu argumento fuerte aquí (derecho a la vida), pero, ¿qué sucede en la situación en qué la vida de la madre peligra? ¿qué pasa con su derecho fundamental a la vida? Por otro lado, ¿porqué ejercer ese derecho en caso de que el feto morirá al nacer (inviabilidad)? Considero, que tal vez, tu argumento sólo se aplica a la causal de violación, aún que de todas formas estoy a favor de que la mujer pueda tener la opción de aborto en ese caso. Estoy a favor de las 3 causales, más no del aborto libre. Saludos cordiales Sr. Johnny Olate.

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.