1

Crisis en el PPD: ¿Qué te pasa, Pepe?

Foto de perfil Cristina Girardi

Cristina Girardi

Diputada PPD

cargando votos....
Foto de perfil Pepe Auth

Pepe Auth

Diputado

cargando votos....

Carta de Cristina Girardi

13 mayo 2016

“Anunciaste tu renuncia a los cuatro vientos con gran profusión; aceptaste y explicaste a quien te quiso preguntar y a cuantos te quisieron escuchar que te ibas porque este partido al que ayudaste a fundar,  ya no era ese que te identificaba, no era el socialdemócrata que querías, el que te enamoró, etc., etc.” 

Pepe:

¿Qué te pasa?, ¿te vas?, ¿te fuiste?, ¿sí, pero no?

Sabíamos de las renuncias con elástico, esas que se presentan para precisamente desistirse de ellas a pedido del público o del superior interés de la patria, del pueblo, del partido, de los demás antes que el inferior interés personal.

Pero tú Pepe anunciaste tu renuncia a los cuatro vientos con gran profusión; aceptaste y explicaste a quien te quiso preguntar y a cuantos te quisieron escuchar que te ibas porque este partido al que ayudaste a fundar, ya no era ese que te identificaba, no era el socialdemócrata que querías, el que te enamoró, etc., etc. Si hasta dijiste en una oportunidad que la corrupción se había asentado en éste, o algo así.

Grave acusación. Raro, en todo caso, proviniendo dichas declaraciones de alguien que no sólo fue fundador sino también gran gestor y operador de tan vilipendiada maquinaria. Claramente, a la crítica le faltó autocrítica.

Sin embargo, y a pesar de todos estos comentarios, todas estas declaraciones y manifiestos, solicitaste expresamente y en reunión especialmente convocada al efecto, seguir formando parte de la bancada del PPD, que te querían de otras bancadas, pero tú, en un gesto de infinita generosidad, ofrecías quedarte con la del PPD con la que sentías mayor afinidad, amistad, comunidad de ideas y sentimientos. (¿En qué quedamos?)

En esa reunión, te dije Pepe, que a mí no me parecía, que si bien los demás acogieron tu solicitud, yo estimaba que debías ser consecuente, coherente, que si estabas renunciando al partido el asunto no podía ser a medias, si el partido no te interpretaba, no te convocaba, no podías pedir seguir formando parte de la bancada del mismo partido y asistir a las comisiones que en virtud de ello integrabas. No es lógico, no es razonable, es impropio, es inconsecuente y podríamos agregar otros tantos adjetivos o comparaciones. Pero seguiste explicando, lo que para mí era inexplicable, que la bancada y el partido no son lo mismo (es decir, si soy del PPD puedo irme a la bancada del PC, por ejemplo), y la bancada, también en un gesto de infinita devoción, implorándote, eso sí, que no siguieras golpeando al Partido que te aceptó. Ahora que repaso tus argumentos y hago un ejercicio de comparación, me parecen menos absurdas las explicaciones de Büchi para irse de Chile, que las tuyas para seguir formando parte de la bancada.

Y lo que te dije, Pepe, en esa ocasión, es porque así lo siento y lo pienso, y al contrario de lo que manifestaste, insinuaste, deslizaste públicamente, a mí no me pautea, ni la directiva, ni mi hermanito, ni la bancada, y aunque lo han intentado, tanto tú como los compañeros de bancada que ya me conocen, saben perfectamente que no recibo instrucciones, aunque para ello aleguen razones de Estado.

En fin, si quieres seguir formando parte de la bancada del partido que no te identifica, de integrar las comisiones en representación de un partido que según tú está permeado por la corrupción pero no obstante sientes una comunión con su bancada, entonces allá tú y la bancada que te admite, pero en mi concepto Pepe cuando uno renuncia a un partido, y con la alharaca que lo has hecho, no se puede andar con medias tintas; se es o no se es compañero…y por lo que veo y leo, tú no eres…

Como alguien dijo por ahí: “O todo en la cama, o todo en el suelo”.

2

Carta de Pepe Auth

15 mayo 2016

“Me comprometo a abandonar la bancada del PPD y su representación en la Comisión de Hacienda si mi distancia con sus decisiones alcanza un tercio de la que tú has tenido en estos años y hasta hoy día mantienes. Pepe Auth, diputado de la Nueva Mayoría, sin partido”.

¿Comodidad administrativa o coincidencias legislativas?

Estimada Cristina:

Déjame decirte que nunca pensé te involucrarías de modo tan intenso y comprometido en un debate sobre el PPD y su bancada. Contrasta con tu actitud habitual de indiferencia respecto al partido y a su colectivo de diputados.

Me excuso si la constatación que hice de tu condición de hermana del senador Girardi pudo haber hecho pensar que tu solitaria oposición a mi continuidad en la Bancada podía deberse a una sugerencia familiar. Has dado pruebas suficientes de tu independencia en numerosas votaciones en estos 6 años que hemos convivido en la Cámara de Diputados.

Pero también has dado testimonio, Cristina, que tu condición de militante del PPD tiene su principal explicación en tu hermano Guido. Fue él quien te hizo elegir y reelegir miembro de la Directiva Nacional a pesar de tu falta de interés y nula participación, que culminó con tu salida cuando establecimos exigencias mínimas de asistencia. Si tu hermano no fuera senador del PPD en el mismo territorio donde tú fuiste candidata y hoy día representas, seguramente serías diputada pero estoy seguro que no del Partido Por la Democracia, del cual demuestras a diario tu distancia política.

Ahí tenemos una apreciación radicalmente distinta. Yo me voy del PPD porque tengo diferencias políticas significativas–respecto de la excesiva tolerancia a la corrupción mejor ni hablar-, aunque significativamente menores que las tuyas. Se milita en un partido porque se comparte un ideario, un programa y sus principales decisiones políticas, no sólo porque es más cómodo para elegirse diputado o para hacer campaña conjunta con algún amigo o pariente.

También difiero de ti respecto de lo que significa ser parte de una bancada. Lo presentas como si fuera una cuestión administrativa, la simple agrupación de quienes están registrados ante el Servel en el mismo partido para distribuir las cuotas de poder en la Cámara. Para mí, Cristina, ser parte de la bancada del PPD es tener disposición a participar en discusiones y decisiones colectivas, y en algunas ocasiones ceder mi punto de vista frente a la mayoría para incidir colectivamente en una u otra dirección legislativa y política. Es lo que he hecho en estos 6 años y continuaré haciéndolo a pesar de mi retiro del PPD, porque tengo con mis colegas y amigos un importante nivel de coincidencia basado en el respaldo al programa de gobierno y a la presidenta Bachelet, y también en la voluntad de interpretar a las mayorías ciudadanas y proyectar una alianza de centroizquierda al próximo gobierno.

Es exactamente lo contrario de lo ocurrido contigo, Cristina, con tu escasa participación en la bancada y tu prácticamente nula disposición a poner tu voto en una decisión colectiva, a considerar el imperativo de respaldar a la Presidenta y de hacer avanzar el programa. Son incontables las ocasiones en que has sido la única diputada de la bancada votando distinto. Por supuesto no cuestiono tu derecho, pero si yo tuviera la mitad de la diferencia que tú expresas respecto de la bancada y el PPD, me habría retirado de ambos. Es cuestión de honestidad básica, a mi juicio.

Las bancadas son agrupaciones de diputados afines para ejercer influencia colectiva en el proceso legislativo y la participación en comisiones que le corresponde a cada uno no es un privilegio sino una responsabilidad, la de defender e impulsar el punto de vista del colectivo parlamentario al que perteneces. Tú representas a la bancada en la Comisión de Educación y en la de Recursos Hídricos, yo hago lo propio en la Comisión de Hacienda. Compartirás conmigo que han sido incontables y muy relevantes las ocasiones en que tu posición y tu voto en Educación no ha representado a la Bancada, al punto que la Comisión Política del PPD solicitó tu remoción de ésta, lo que fue denegado justamente gracias a la autonomía que tú le niegas al grupo parlamentario respecto del partido.

Finalmente, te quiero decir que para mí la participación en una bancada no es una cuestión de comodidad administrativa sino de coincidencia político-legislativa, por lo que me comprometo a abandonar la bancada del PPD y su representación en la Comisión de Hacienda si mi distancia con sus decisiones alcanza un tercio de la que tú has tenido en estos años y hasta hoy día mantienes.

Pepe Auth, diputado de la Nueva Mayoría, sin partido

1 Comentario

  1. Quien suscribe es Presidente del Comunal Temuco del PPD.- No puedo mas que escribir en vuestro medio electrónico y agradecer este espacio.-En el PPD queremos democracia de base no de cúpulas , estos 26 años no solo el Girardismo, sino el conjunto del partido ha permitido todo tipo de acciones de relativismo ético. Las bases dicen basta!!! No sabemos por qué motivo la actual presidencia y la que viene son designadas por las cúpulas. Queremos elecciones competitivas de todos los cargos partidarios, no queremos más componendas ni acuerdillos. Por elecciones auténticamente democráticas y no parodias como la que se orquesta en la Araucanía.

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.