1

Crisis de representatividad en el Colegio de Profesores

Foto de perfil Colegio Monte de Asís

Colegio Monte de Asís

Alumnas de 4° Medio

cargando votos....
Foto de perfil Jaime Gajardo

Jaime Gajardo

Presidente, Colegio de Profesores

cargando votos....

Carta de Colegio Monte de Asís

14 agosto 2015

Señor Jaime Gajardo Orellana:

Junto con expresar nuestros saludos queremos hacer algunas consideraciones a su actuar en el último tiempo. Cuando una persona toma la decisión de ejercer como el mayor dirigente de un gremio, debe ser un factor representativo para los miembros de dicha agrupación, es decir, ser la voz de las personas y manifestar el pensamiento y la postura común en torno a un tema. Y es tanta la responsabilidad de este individuo, que se transforma en el líder cuyos ideales son el conjunto de pareceres de las personas que conforman el gremio. Por ende, si no existe la representatividad esperada y deseada, el líder estará falseando sus propios ideales y convicciones.

Señor Gajardo: entendemos que hay graves falencias de representatividad, y los profesores se han sentido desplazados y olvidados a la hora de tomar decisiones en su organización. Ha generado dentro de su propio discurso diversas contradicciones respecto a cuál es la opinión y postura de los profesores de Chile. En un comienzo, el rechazo fue total a la carrera docente, primero con el paro y, luego, con la marcha convocada por el Colegio de Profesores en contra del proyecto de ley que “no puede salir como está”, representando así a los profesores que se encontraban en negativa frente a este proyecto. Pero en el mes de julio, siendo el líder del Magisterio, ha revertido su discurso expresando que “para superar la crisis de la educación chilena necesitamos carrera docente ahora”. ¿No es esto negar sus propios dichos, burlando los deseos de los profesores que representa?

Dada esta situación, no es de extrañar que los profesores pierdan la confianza en usted. Prueba de ello es, por ejemplo, que los propios miembros del Magisterio hayan solicitado su renuncia y se manifestaran a la vez en contra de la aprobación de legislación del proyecto de carrera docente. Resulta inconcebible, entonces, que siga dirigiendo el Colegio de Profesores, siendo que sus propios compañeros de gremio no quieren ser representados por usted. Los profesores de algunas comunas incluso lo acusan de autoritarismo y de no cumplir el mandato de las bases de este proceso de negociación, por lo que, como presidente, ha dejado de ser una figura respetable y responsable de su ideal, dejando de lado las verdaderas preocupaciones que están teniendo los profesores a lo largo del país, dividiendo e imposibilitando la iniciativa principal de su gremio.

Creemos, desde nuestra mirada como estudiantes, que su participación activa en el Partido Comunista y su cargo en el Comité Central del mismo ha condicionado su libertad individual como dirigente, ha influido de manera negativa en la representación del gremio y nos da la impresión que prioriza los intereses del partido perteneciente a la Nueva Mayoría antes que los de los docentes, prácticamente ignorando la voz de la mayoría. Es usted el que toma decisiones sin consultar a las bases de esta organización, transgrediendo los principios democráticos y de participación que lo llevaron a ejercer este cargo desde 2007. A lo anterior, sumamos el que la crisis de representatividad se profundiza por cuanto existen antecedentes de irregularidades monetarias que han surgido dentro del gremio, como asevera Raquel Arce a El Mostrador el 5 de diciembre de 2014: “…se observaron situaciones ‘muy irregulares, las que denuncié en su momento en la asamblea, como, por ejemplo, el alto costo que significaban las indemnizaciones que pagaba el señor Gajardo por despidos de funcionarios que trabajaban en el Colegio. Estamos hablando de $190.000.000 en puras indemnizaciones y la verdad es que eso demuestra que esto (la directiva) se ha convertido en una bolsa de trabajo para el PC’”.

Nos parece que la democracia dentro del Colegio de Profesores ha sido menospreciada por las decisiones casi personales que ha tomado. Varias han sido las declaraciones públicas en las que se afirma que esto es así y que no se ha consultado en el momento de decidir en cuanto al paro de profesores y otras temáticas. No se puede continuar considerando voluntades mientras no haya un acuerdo dentro del Colegio de Profesores, y esto no se logrará mientras no haya una correcta aplicación de la democracia, mediante la cual se llegue a concesiones tomando la opinión de todos. Es impresentable que llegue a determinaciones sin consultar a las bases ni convocar a asambleas, en ocasiones, atribuyéndoles opiniones que no han sido consultadas. La participación interna debería ser el núcleo del gremio y no vemos que esto se cumpla en su totalidad.

Su política y actuar como dirigente del Colegio de Profesores impiden finalmente avanzar en las condiciones de trabajo y vida de nuestros docentes. Es su responsabilidad garantizar la discusión y decisión directa de las bases en las problemáticas que le competen, y así hacer válido el concepto de democracia directa para que el Colegio de Profesores sea el organismo que exprese el interés de nuestros trabajadores de la educación.

Nos parece inadecuado descalificar a quien no se siente representado por la directiva nacional y por su actuación en particular. Pueden ser “menos de setenta” incluyendo a las “galletas”, como usted los llamo en el noticiario 24 horas, pero es una parte de la institución que plantea una opinión que usted no está escuchando.

Esperamos respuesta a nuestras consideraciones.

Se despiden atentamente,

Belén Cabrera
Natalia Núñez
Alejandra Norambuena
Ivonne Meza

Estudiantes de 4° Medio. Colegio Monte de Asís de Puente Alto

2

Carta de Editor e-pístolas

17 agosto 2015

El Sr. Gajardo respondió que no participará en el presente debate.

0 Comentarios

Para poder comentar en este debate, debes ingresar con tu cuenta.